Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

 

La estación de montaña de La Molina esta temporada se ha sumado a la moda de las bicis eléctricas con la inclusión en su parque de alquiler de varias unidades de nuestra invitada de hoy, la Giant Full-E + 1 Pro.

 

Esta e-bike de doble suspensión la pudimos probar en las inmediaciones de la estación de la Cerdaña, dónde se encuentra cómo pez en el agua, ya que está pensada para circular por senderos. Esta bicicleta de montaña eléctrica nos ofrece una asistencia de potencia durante el pedaleo en llano y subida, en cambio en bajada no notamos el incremento de peso respecto a una Mountain Bike “normal”, aunque si es algo menos ágil.

 

Cuando nos montamos en la bici lo que más nos sorprende es la entrega de potencia sin esfuerzo y la enorme suavidad y comodidad de sus suspensiones.

 

Con una geometría muy parecida a la Giant Trance, pero adaptada a su mayor peso y capacidad de tracción, esta e-bike ofrece una posición ligeramente más relajada y erguida, ya que no hay que buscar una posición tan al ataque cómo cuando nuestras patas son las responsables del movimiento.

 

El bastidor y el basculante trasero del Full-E + 1 Pro están fabricados con la composición de aluminio Aluxx SL de Giant y en la balanza llega a los 23,5 kg con los pedales de plataforma.

 

El propulsor encargado de hacernos las cosas más fáciles es el Giant Sync Drive Pro, que impulsa la Full-E sin esfuerzo ni tirones destacables. Se trata de un motor desarrollado conjuntamente con Yamaha con 250 vatios de potencia y un par de 80 Nm .

 

El Sync Drive Pro ofrece hasta cinco niveles de asistencia (Power 360%, Sport 300%, Active 250%, Basic 175%, Eco 100%, Off ), seleccionables mediante un par de botones situados en la parte izquierda del manillar.

 

La fuente de energía de la Full-E es una batería de iones de litio de 1300 kV y 500 vatios, llamada EnergyPak. La autonomía es cercana a los 100 kilómetros en uso normal. La carga total de la batería toma unas 5 horas y se realiza mediante un cargador especial.

 

El cambio es un Shimano Deore XT con dos platos delanteros de 28 y 38 dientes y un cassette de 11 a 40 dientes, perfecta combinación para las ambiciones de la Bici. Aunque parezca innecesario el doble plato, este nos ofrece una mayor desmultiplicación para alargar la autonomía en zonas muy verticales.

 

Los pulsadores son Deore SLX y los frenos son BR-M6000, también de Shimano, combinados con discos de 203 mm delanteros y traseros que proporcionan gran potencia de frenado.

 

Respecto al calzado, monta neumáticos Maxxis Rekon de 27.5x2.6 " con llantas reforzadas específicas de e-bike.

 

En zonas complicadas esta Bicicleta eléctrica se mueve cómo un tractor, es imparable y por eso tanto el cuadro cómo las suspensiones deben estar reforzadas. La horquilla es una FOX 34 E-Bike y la suspensión trasera una Float DPS (Dual-Piston System) con EVOL (volumen extra), también de Fox.

 

El conjunto nos regala una Bici fácil de conducir, sube por las paredes, es muy cómoda y se nos antoja muy buena compañera para largas rutas, tanto por la Molina cómo por cualquier zona montañosa.

 

En las bajadas tenemos la ayuda de la tija telescópica que podemos subir y bajar a nuestro antojo con solo pulsar una palanca en el manillar.

 

Valoración Final

Esta e-bike tiene un coste de algo más de 4.600 euros, una cifra bastante elevada, pero que está en línea con la competencia y las cualidades dinámicas y calidad de componentes suministrada. El motor es potente, la ayuda se nota y se agradece, pero no es brutal ni incontrolable, además el sistema de gestión de la ayuda es sencillo y fácil de administrar.

En la Molina, este verano puede ser un buen momento para probar esta gran bicicleta que os avisamos que os enamorará y querréis una!.

Para la realización de este test nuestros redactores y becario han usado cascos y gafas de sol Bollé

 

contentmap_plugin

Busca en Infoaventura

Infoaventura en Instagram

Go to top