Ya Recibes nuestro Boletín de Novedades? Inscríbete aquí

 

SEF Translate

La Ruta alemana de los Alpes se extiende por 400 km. entre Lindau junto al Lago de Constanza al oeste y Berchtesgaden, cerca del lago König al este, a lo largo de la magnífica cordillera norte de los Alpes. Jalonan su trayecto montañas, en parte de nieves eternas, e idílicos valles y lagos con sus típicos pueblos, iglesias y culturas. Déjese seducir por el encanto y la variedad del camino.

 NO DEBE PERDERSE
Lindau y sus alrededores: Su pintoresco casco viejo invita a pasear en calma. Cerca del puede visitar Affenberg, una montaña que alberga más de 200 monos de Gibraltar, que han encontrado aquí una segunda patria. Destaca también la visita al museo Pfahlbaum junto al Lago de Constanza, donde conocer la vida y costumbres de nuestra antigua cultura.

Füssen: En Füssen puede disfrutar de la opulencia de tiempos pasados en un musical sobre Luis II de Baviera. "Nostalgia del Paraíso"

Schwangau: Schwangau destaca por el mundialmente famoso sueño de Luis II, Neuschwanstein y el palacio de su juventud, Hohenschwangau.

Oberammergau: En Oberammergau puede disfrutar de la famosa representación de la Pasión. El pueblo es famoso también por su artesanía: las tallas de madera son un buen recuerdo.

Ettal: En el valle Ettal le espera un impresionante monasterio y un pintoresco pueblecito bávaro.

Garmisch-Partenkirchen: Capital de los deportes de invierno y de los juegos olímpicos. Destaca el pico más alto de Alemania, el Zugspitze.

Bad Heilbrunn/Bad Tölz: Dos pintorescos y antiguos pueblecitos, con extraordinarias estaciones termales para relajarse y descansar. En invierno celebra una de las Navidades más bonitas de Baviera.

Tegernsee: Aquí destacan también las impresionantes montañas de los Alpes, como la Wallberg, cuya ascensión se recompensa con una de las más bellas panorámicas sobre el valle Tegernsee. La cercanía de Munich anima a visitar la gran ciudad. Alrededor del lago puede disfrutar de descanso, baños o esquí, dependiendo de la época y de sus preferencias.
El Monasterio de Tegernsee y la antigua cervecería Bräustüberl invitan a disfrutar del producto básico de Baviera.

Bad Aibling: En esta ciudad puede descansar en los baños de lodo más antiguos de Baviera. Destaca por sus alrededores, ideales para la práctica del senderismo, el ciclismo o la escalada.

Chiemgau: "El mar de Baviera" le invita a dar un paseo en barco, y a conocer las islas de hombres y de mujeres (Herreninsel y Fraueninsel) con el castillo Herrenchiemsee y un impresionante monasterio.

Bad Reichenhall: Ciudad balneario con minas de sal y salinas, de aspecto místico y ambiente incomparable.

Berchtesgadener Land: El lago Königssee está rodeado de altas montañas. Si da un paseo en barco, podrá probar su famoso eco. El palacio real de Berchtesgaden le transportará a los tiempos de la monarquía.

contentmap_plugin

ContentMap

contentmap_module
Go to top