Cómo elegir el sillín de bicicleta que mejor se te adapte

Cómo elegir el sillín de bicicleta que mejor se te adapte

Cuando se trata de comodidad en una bicicleta, no hay nada más importante que tu sillín. Por supuesto que unos buenos puños o la ropa también influirán, pero nada tiene un impacto tan profundo y duradero en nuestra comodidad y disfrute del viaje como elegir el mejor asiento para bicicleta. Un buen sillín de bicicleta es uno que no se nota.

El problema es que, a diferencia de otros componentes que son fáciles de comparar y elegir, los sillines son muy personales. Lo que funciona mejor para otro puede ser insoportable para ti. Hay muchos factores que entran en juego cuando intenta elegir un sillín de bicicleta cómodo, desde el ancho, la forma, el largo, la cantidad de acolchado, la flexión y los cortes. Esto puede hacer que sea difícil saber si un sillín funcionará para nosotros sin sentarse en él, pero con tantas opciones en el mercado, es importante saber qué características ofrecen y sus funciones para poder ir eliminando opciones antes de probar un montón de sillines hasta encontrar el adecuado.

Cómo medir el ancho de su isquiotibial
Lo más fácil de cuantificar al comprar un sillín es el ancho del isquiotibial. Esa es la distancia entre las dos protuberancias de la pelvis que hacen contacto con el sillín. Una buena tienda de bicicletas tendrá herramientas especiales para medir ese ancho, pero si no quieres ir a una tienda, puedes hacerlo en casa. Los asientos y sillines de bicicleta vienen en diferentes tamaños y formas, construidos para adaptarse a diferentes ciclistas; el ancho del hueso del asiento se usa a menudo para diferenciar entre tamaños.

Para medir el ancho de su isquiotibial en casa, coloque un trozo de papel de aluminio en una superficie que sea ligeramente blanda y siéntate sobre él, inclinándote hacia adelante para simular la posición de conducción. levántate y mide la distancia entre los centros de los dos agujeros más grandes del papel aluminio. Este número, en milímetros, es el ancho de tu isquiotibial.

Cómo medir el ancho del hueso del asiento para el sillín de una bicicleta
Para elegir un sillín de bicicleta según el ancho de tu isquiotibial, agregan 20 mm a tus medidas. Debido a que la mayoría de los sillines se redondean hacia el borde o están curvados de lado a lado, el área de superficie utilizable es un poco más pequeña y están diseñados para que los isquiones queden dentro del borde del sillín.

Sin embargo, no importa cómo mida el ancho de su isquiotibial, recuerda que ese número es solo un punto de partida. Te ayuda a determinar aproximadamente qué forma de sillín deberías probar, pero muchas personas terminan con sillines un poco fuera de esa medida de ancho, ya que factores como la masa muscular también entran en juego.

Sillín de bicicleta o formas de asiento
Una vez que haya averiguado el ancho de su isquiotibial, es hora de pensar qué tipo de conducción hará principalmente en este sillín. Nuestro estilo de conducción afectará la forma y la longitud del sillín que funcionará mejor.

Los sillines se curvan en dos direcciones, tanto de adelante hacia atrás como de lado a lado, y hay un montón de diferentes combinaciones de curvas para elegir. La curva de adelante hacia atrás se llama “ola” de sillín.

En general, los sillines que son más planos de adelante hacia atrás, que tienen menos “onda” son mejores para los ciclistas que ruedan principalmente en una posición erguida, pero les gusta poder deslizarse sobre el sillín con múltiples posiciones cómodas. Entonces, si la mayor parte del tiempo lo pasas escalando mientras estás sentado, o montas una bicicleta con manillar y te gusta deslizarse hacia adelante, un sillín menos ondulado será más cómodo.

Los sillines más ondulados están diseñados para personas con una postura más adelantada (como los triatletas) y personas con una posición más erguida que no tienen la flexibilidad para sentarse con las caderas hacia arriba en un sillín más plano. Los sillines más ondulados tienen posiciones de conducción menos cómodas, pero si generalmente te mantienes en una posición en el sillín, estarás bien.

La segunda dirección de la curvatura es de lado a lado. En general, los sillines más planos son más cómodos, si el sillín no tiene exactamente el mismo ancho que los isquiotibiales, un sillín más plano nos dará más espacio de maniobra para sentirnos cómodos. Pero un sillín más curvo, que nos quede bien, nos mantendrá centrado en la bicicleta y nos dará un poco más de control.

Por último, está la forma del sillín. Mirando su sillín desde arriba, la mayoría de los sillines tienen forma de “T” o “Pera”. Los sillines en “T” tienen una punta estrecha y luego se ensanchan en la parte posterior. Los sillines de “pera” fluyen suavemente de estrecho a ancho.

Un sillín en forma de pera te da más espacio para cambiar las posiciones de conducción cómodamente, pero si a veces tienes problemas con el roce de los muslos en el sillín, un sillín en T permanecerá fuera del camino y te ayudará a evitarlo.

Finalmente, algunas marcas ahora están lanzando modelos más cortos y de punta chata. Estos están diseñados para brindarle una gama más amplia de posiciones de conducción, sin que la parte delantera del sillín roce o se interponga en el camino mientras se mueve.

Más allá de estos parámetros básicos de tamaño y forma, a las marcas les gusta promocionar características especiales. Algunos de estos, como las almohadillas de gel, pueden marcar una pequeña diferencia en la comodidad de algunas personas, otros son solo medidas para ahorrar peso.

A menudo, la gente confunde el nivel de acolchado de un sillín con su comodidad. Eso es realmente inexacto. Por supuesto que el acolchado juega un papel importante, pero la forma es mucho más importante: un sillín de bicicleta que se ajuste bien será más cómodo que un asiento de bicicleta acolchado. Si usamos culotte con una bandana acolchada seguramente podremos usar un sillín sin casi acolchado, por lo contrario debemos asegurarnos de que el ajuste del sillín sea perfecto. Incluso entonces, si estamos usando una bicicleta rígida o semirígida, es una buena idea buscar algo con un poco de acolchado adicional.

Muchos sillines de bicicleta tienen algún tipo de corte en el medio. Estos están diseñados para ayudar a la circulación. En recorridos más largos, la presión sobre el perineo puede provocar una pérdida de circulación en partes vitales de la anatomía. Sin embargo, no todas las personas se benefician de los recortes. Si podemos sentarnos cómodamente en un asiento o banco duro y sin acolchado durante más de cinco minutos sin sentir molestias, probablemente estará bien sin un canal. Sin embargo, si sentimos algún dolor o entumecimiento, una buena idea es un sillín con algún tipo de recorte. Si podemos usar un sillín sin un recorte, mejor, los sillines sin recortes generalmente son más cómodos en recorridos más largos, siempre que no tenga problemas de circulación. Normalmente estos sillines llamados prostáticos están diseñados para el hombre, aunque muchas mujeres los usan también.

Algunas marcas incorporarán algo de elasticidad en sus sillines, ya sea con partes de goma o zonas flexibles. Si usamos una bicicleta rígida o semirígida sobre terreno accidentado, algún tipo de flexión o absorción de impactos en el sillín puede marcar una gran diferencia. Sin embargo, para los ciclistas de montaña, pueden hacer que el sillín se sienta demasiado endeble.

Algunos sillines tienen partes de antideslizantes. Esto puede ayudarnos a mantenernos situados en el sillín en condiciones húmedas o terreno accidentado. Sin embargo, si te gusta moverte mucho en el sillín mientras conduces, no es una buena opción.

A algunas marcas tienen “almohadillas de gel” que son simplemente un recurso de marketing, si un sillín tiene la forma adecuada para tu trasero, será más cómodo, sin importar de qué esté hecho el acolchado.

Materiales del rail del sillín
Los raíles del sillín suelen estar hechos de acero, aluminio, titanio o carbono. Muchas marcas venderán el mismo sillín con diferentes materiales de railes. Cuando se trata de material de raíles, cuanto más pague, más ligero será su sillín. No hay nada malo con los rieles de aluminio en el sillín, pero si buscas la bicicleta más ligero posible deberemos comprar modelos con railes de titanio o carbono.

Muchos sillines tienen género, se venden como específicos para hombres o mujeres. Estos términos son un poco arbitrarios, solo significan que un sillín de hombre está un poco más cerca de lo que los hombres “promedio” se sienten cómodos y, de manera similar, los sillines de mujer están más cerca de lo que la marca piensa que quieren las mujeres “promedio”. El problema es que la mayoría de nosotros caemos en algún lugar fuera de ese promedio de todos modos.

Así que no tengas miedo de probar sillines del otro sexo. La realidad es que los diferentes modelos de sillines están diseñados para diferentes formas de glúteos, independientemente del género, y no hay nada de malo en usar un sillín que tenga la marca de un género diferente. Lo más importante es la comodidad de tu trasero, no si el embalaje del sillín es azul o rosa.

Algunas tiendas muy especializadas ofrecen a sus clientes probar diferentes modelos para seleccionar el modelo optimo, el problema es que este servicio encarece el precio del sillín, pero es recomendable para aquellos que les duela el trasero cuando monten en bicicleta, ya que al igual que unos zapatos al andar, hacer deporte no implica que te duelan los pies o el culo.. la bici es un medio de transporte que muchos empleamos para desconectar de la rutina diaria, que un dolor no te impida disfrutar encima de tu bici!

Recibe las últimas novedades de Infoaventura en tu correo
Nuestro boletín de noticias y novedades incluye las novedades publicadas en nuestra web
Back To Top
Idioma »