Icono del sitio Infoaventura

Test de Material, Mochila de hidratación Camelbak MULE 12

Camelbak es la marca que popularizó y dió nombre a las mochilas de hidratación, un concepto que ya existía hacía muchos años pero que los americanos supieron mejorar y perfeccionar, hoy nos traen una mochila de hidratación compacta y estable, ideal para viajes más largos capaz de llevar hasta 3 litros de agua.

La MULE es una mochila que es un auténtico éxito de ventas porqué nos permite llevar una importante reserva de líquido y además disponemos de hasta 12 litros para llevar otros enseres cómo comida, ropa, un pequeño botiquín o aquello que deseemos.

La MULE incluye una nueva bolsa de hidratación optimizada llamada Crux para que sea más fácil beber de ella, con una boquilla ergonómica para cogerla cuando estás llenándola y una manguera extrahible y por tanto reemplazable.

EL resto de la mochila distribuye sus 12 litros de almacenamiento en cinco compartimentos, cada uno destinado a almacenar nuestro equipo como lo desee.

También tenemos un compartimiento exterior abierto por la parte superior que se ajusta mediante correas perfecto para guardar capas adicionales y es de fácil acceso.

En las correas hay ganchos para casco integrados en las hebillas.

El segundo compartimento tiene una serie de bolsillos de malla que son perfectos para guardar herramientas, repuestos y refrigerios para el camino. También hay un bolsillo con cremallera que tiene el tamaño de un teléfono móvil y mantiene las pertenencias importantes más ocultas de los elementos.

Detrás del compartimiento de herramientas hay uno abierto grande que está pensado para guardar en un botiquín de primeros auxilios y cualquier otra pertenencia más voluminosa.

La marca a priorizado tener una bolsa con una capacidad decente y un peso liviano que buscar tener mil gadgets que haría subir innecesariamente el peso.

El tubo de hidratación dispone de un imán que se conecta con el cierre del pecho, es cómodo y fácil de usar, eso si obliga a tener este cierre abrocado, sino no se queda quieto. Al ser magnético, cuando bebemos solo debemos soltar el tubo y él solo se acaba poniendo en su sitio, una solución inteligente. El único pero es que si queremos poner la manguera en el lado derecho, no hemos sabido cómo cambiar el imán de lado.

La espalda dispone de un tejido aireado que mantiene nuestra espalda separada de la mochila y así evita excesos de sudor en esa zona.

En marcha, la mochila Camelbak MULE es perfectamente estable y segura. Nosotros la hemos usado para senderismo y ciclismo de montaña y la verdad es que se nota bien poco que la llevas, se ajusta perfectamente a la espalda y no es pesada incluso a máxima capacidad.

La única pega es que las cremalleras no son estancas, por lo que en caso de lluvia fuerte, los objetos que llevemos en su interior acabarían mojándose, la tela exterior es perlante y no se empapa.

Su precio ronda los 100 euros, es una tarifa adecuada para una mochila de calidad con una bolsa de hidratación de gran capacidad y muy polivalente para un uso intensivo.

https://www.camelbak.eu/es/tienda-c35/mochilas-c36/mochilas-de-ciclismo-c50/mochila-de-hidrataci%C3%B3n-m-u-l-e-de-12l-con-dep%C3%B3sito-de-3l-100oz-p285

Salir de la versión móvil