Infoaventura

Todas las Novedades, rutas,Infoaventura.com | Todas las Novedades, rutas, competiciones y información del mundo Outdoor, a pie o sobre dos ruedas. competiciones y información del mundo Outdoor, a pie o sobre dos ruedas.

Consejos para protegerse del sol cuando montamos en bici.

Igual que usas un casco para protegerte la cabeza y gafas para protegerse los ojos, la protección de nuestra piel contra los nocivos rayos solares, tiene que ser un hábito diario durante los meses en que el astro rey está más vertical y por tanto “quema” más.

La mayoría olvidamos ponernos protección solar antes de salir a las carreteras y senderos.

Si te encanta el ciclismo y quieres disfrutarlo hasta bien entrada la vejez, protégete del sol, este es el consejo de los dermatólogos.

A medida que los días se hacen más largos y cálidos, y el sol se intensifica, los ciclistas deben tomar precauciones contra los rayos dañinos del sol.

El ciclismo consiste en disfrutar del tiempo al aire libre. Y la mayoría de las veces, salimos con buen tiempo y por tanto mayor es el riesgo de exposición a la dañina radiación ultravioleta y quemaduras solares.

Para evitar problemas de piel derivados de la exposición al sol, os queremos dar unos consejos fáciles de seguir:

  1. Aplicar protector solar. Aplique siempre loción solar al menos 30 minutos antes de salir al sol, antes de comenzar a transpirar, para permitir que la piel absorba el protector solar. Si cree que puede quitarse algunas capas durante su recorrido, considere la posibilidad de aplicar el producto antes de ponerse la ropa de ciclismo. Si somos muy sensibles, es conveniente repetir esta operación cada 2 horas. Use un bloqueador solar con un índice de SPF de al menos 30 en brazos, piernas, cara y cuello y un SPF resistente al agua de 50+ en la nariz y la parte superior de las orejas. Asegúrese de que su bloqueador solar sea eficaz contra los rayos UVA y UVB.
  2. Portegete la cabeza, con el casco y si es posible que lleve visera, para tapar la parte superior de la cabeza, la cara, la nariz y las orejas. Los ciclistas deben usar una gorra de ciclismo delgada debajo de sus cascos para evitar quemaduras solares en la parte superior de la cabeza. Aplique siempre protector solar en la cara, especialmente en la nariz y las orejas, y en la nuca.
  3. Use gafas de sol polarizadas que bloqueen los rayos UV. Los ciclistas siempre deben usar gafas de sol para proteger sus retinas de los dañinos rayos UV, así como de las partículas de polvo en un día ventoso. Las lentes polarizadas ayudan a reducir el resplandor (del agua, arena, asfalto y nieve cercanos) para ayudarlo a ver mejor durante la ruta. Un buen par de gafas de sol polarizadas es un equipo que todo ciclista necesita.
  4. Use guantes de ciclismo. Use guantes diseñados específicamente para ciclismo. Son útiles para proteger la parte superior de las manos de las quemaduras solares y, por lo demás, son una de las partes del cuerpo más expuestas. Además, los guantes acolchados no solo hacen que la conducción sea más cómoda, sino que son esenciales para evitar raspaduras desagradables en caso de caída. No olvide aplicar bloqueador solar en las manos antes de ponerse los guantes también porque pueden tener una malla que deja pasar los rayos.
  5. Use ropa protectora de ciclismo. Si tiene un alto riesgo o antecedentes de cáncer de piel en su familia, debe buscar ropa protectora. Incluso en los días más calurosos, use camisas ligeras de manga larga, gorras, calcetines y pantalones cortos. Equípate con camisetas de ciclismo y pantalones cortos que están hechos especialmente para bloquear el sol y transferir la humedad para mantenerte fresco mientras estás en la carretera o en los senderos: ropa que ofrece una calificación UPF de al menos 30+ para proteger contra los dañinos rayos UVA / UVB. Y recuerde que los rayos ultravioleta están presentes incluso en días nublados.
  6. Adapta tus salidas intentando salir a las horas cuando el sol no sea tan agresivo, o sea a primera y última hora del día.
  7. Evite las quemaduras solares. Las quemaduras solares repetidas a lo largo del tiempo pueden causar un daño significativo a su piel. Las quemaduras solares graves en la infancia son un factor de riesgo principal en el desarrollo de cáncer de piel en la edad adulta. Sin embargo, las quemaduras solares ocurren, a pesar de nuestras mejores intenciones. Si sufre una quemadura solar grave, manténgase hidratado, trate el área quemada por el sol con una loción a base de aloe vera, tome duchas frescas y, si tiene dolores de cabeza, tome un analgésico.
  8. Mantente hidratado. Para mantener una piel sana, no olvide mantenerse hidratado mientras monta en bicicleta bebiendo muchas bebidas no alcohólicas antes y durante el recorrido. Cuando su piel se seca o no está hidratada adecuadamente, es más susceptible a las quemaduras solares y al daño cutáneo a largo plazo. El agua sigue siendo el mejor líquido para beber mientras hace ejercicio.
EuskaraCatalàEnglishFrançaisGalegoDeutschItalianoPortuguêsEspañol
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error

Te gusta nuestra web? Nos sigues en las Redes Sociales? :)